Imagen Portada

Imagen Portada

miércoles, 2 de noviembre de 2016

HOLLYWOOD FOTO-RHETORIC, Barry Feinstein y Bob Dylan


En estos momentos en que los acontecimientos han puesto en tela de juicio las decisiones del Comité que se encarga de conceder el Premio Nobel de Literatura por su elección de Bob Dylan como merecedor de dicho galardón, quiero mostraros un libro que no todo el mundo conoce. Es un libro de fotografía, como todos los que acoge esta página, realizado con imágenes de Barry Feinstein, el fotógrafo americano de las estrellas con más de 500 cubiertas de álbumes discográficos en su haber. Pero también es un libro de Poesía, en el que un jovencísimo Bob Dylan, creo que tenía 23 años cuando lo escribió, vuelca su lírica y su imaginación para acompañar cada una de esas imágenes. No sé si eso es suficiente para ganar un Nobel, y tampoco me corresponde a mí juzgarlo, pero para aquellos que consideran que las letras de sus canciones no pueden considerarse poemas, me pregunto si han dejado de serlos todos aquellos de Machado, Lorca, Neruda o Góngora a los que se les ha puesto música y voz, tal vez les guste más echar un vistazo a las estrofas que acompañan el libro, esta vez sin música.




Inspirado en una serie de fotografías que Feinstein tomó en Hollywood durante los años 50 y 60, Bob Dylan escribió una serie extraordinaria de poemas que han permanecido inéditos por décadas. Son observaciones estimulantes, ingeniosas y eruditas del mundo; A través de la lente las fotografías de Feinstein, hablan mucho de las caras anónimas y lugares comunes de Los Ángeles, y ofrecen comentarios irónicos sobre las imágenes de estrellas y leyendas de la época en el barrio. Fotos de Frank Sinatra, Marlene Dietrich, Judy Garland flotan a través del libro. Al igual que las imágenes conmovedoras de las estrellas, las colinas de la ciudad, los sets de rodaje, las agencias de empleo y los bulevares de palmeras están presentes en el libro. Feinstein estaba allí con una cámara para capturar algunos eventos mundialmente famosos, como el servicio conmemorativo de Marilyn Monroe, y fotografió los momentos que de otro modo hubiesen resultado olvidables, preservándolos perfectamente y sin tiempo. La perspectiva inquietante y única de Bob Dylan informa y anima cada página, con una voz interpretativa irresistible que narra las imágenes visuales de una foto a otra.




Y como muestra, uno de los poemas de Dylan:

i close my eyes
go lost
dove intor cardboard
drowned into paper
watchin wrappings
whirlin by
up and down
in an out
til I found myself
with the rest
of the dummies
who also know
in nothing else
that nakedness
cannot be covered
by a name
an we hardly ever
have t speak
for we don’t
call each other anything






miércoles, 12 de octubre de 2016

MEDIANOCHE - RAFAEL AROCHA

Fotografía: Rafael Arocha
Edición: Rafael Arocha
Coordinación editorial: Siete de un golpe


Dicen que hay amores a primera vista, yo  no sé si eso es cierto pero lo que si sé es que algunos libros te seducen nada más verlos. MEDIANOCHE es uno de esos libros. Es pequeño, manejable, lo cual es muy de agradecer en estos tiempos en que las editoriales que trabajan el mundo de la fotografía tienden a publicar libros que para poder verlos necesitas de un atril o una mesa de comedor más bien grande, que te dejan dolor de brazos y de piernas por no decir un gran cansancio visual tras haber examinado más de un centenar de páginas.

Medianoche es un libro sin pretensiones aparentes pero muy cuidado en su elaboración. Su cubierta negra y sin imágenes muestra las huellas de quienes lo manejan, o tal vez de esa noche canalla que asoma en su interior. No tiene texto, ni falta que le hace y aunque su autor asegura que no se trata de un trabajo documental es claramente descriptivo.





Su autor lo describe así:

MEDIANOCHE hace referencia a una frontera que nos enfrenta con ciertos límites. Un espacio temporal en el cual explorar la relación entre el instinto y el deseo, los comportamientos que éstos condicionan y la manifestación de nuestras fantasías de seducción.

En este trabajo la noche nos adentra en un ejercicio de transformación que nos permite mostrarnos de una forma menos ordinaria. De esta manera surge un grado de teatralización y liberación que encamina nuestros comportamientos al encuentro con el otro. El bar, el club… se convierten en escenario de nuestra actuación, en el espacio  de búsqueda, en el lugar donde acercarnos a nuestros anhelos.

MEDIANOCHE recoge un trabajo fotográfico que se muestra como si de una sola noche se tratara a pesar de haber sido desarrollado durante varios años.  Un trabajo sin pretensión documental que recrea el estado de observación al que induce el deseo de acercarse al otro.








domingo, 27 de septiembre de 2015

New York in Color - Bob Shamis

Abrams; 2011


Si hiciéramos una encuesta preguntando cual es la ciudad más fotografiada del mundo, sin duda nos daría como resultado Nueva York. Desde los inicios de este arte o disciplina hasta nuestros días son miles, probablemente millones las personas que han disparado sus máquinas o smartphones para captar un pedacito de la metrópolis más poblada  y colorida de los Estados Unidos. Desde seres anónimos hasta los más reconocidos fotógrafos del mundo entero se han rendido ante las luces de Times Square, el encanto de Rhode Island, las concurridas calles de Manhattan o el esplendor de Central Park.



Bob Shamis, fotógrafo, historiador y comisario artístico, que desde 1998 hasta 2006 ha trabajado como curator del departamento de grabados y fotografía del Museo de la Ciudad de Nueva York, ha reunido en este libro una selección de algunas de las fotografías que artistas como Eve Arnold, Werner Bischof, Hiroji Kubota, Helen Levitt, Dany Lyon, Martin Parr, Joel Sternfeld, o Garry Winogrand, entre otros muchos guardaban entre sus archivos. 

© Helen Levitt

“New York in Color”, es un voluminoso tomo que, en aproximadamente 200 imágenes, abarca un siglo de la historia de la ciudad. Desde las ya lejanas postales pintadas a mano, hasta las saturadas imágenes de la fotografía digital. Y aunque muchos de los nombres que conforman el índice de este volumen son sobradamente conocidos, no lo son tanto las imágenes que aquí se muestran, ya que en algunos casos los autores son reconocidos por su trabajo en blanco y negro, llegando incluso a declarar que ellos nunca trabajarían en color, pues esta técnica a mediados del siglo pasado y hasta bien entrados los setenta se consideraba poco profesional y seria.
 


La idea del libro surgió en una conversación mantenida entre Bob Shamis y Eric Himmel, el editor en jefe de Abrams, quien había visto un volumen similar de Paris que le hizo interesarse por la posibilidad de trasladarlo a la ciudad de Nueva York. Además la editorial ya había publicado previamente un libro de fotografías en color realizado con las imágenes de los fotógrafos de la Farm Security Administration, que había resultado todo un logro. 



  

Durante el proceso de recopilación y selección de imágenes Bob Shamis, que recurrió  a curatores, galeristas y coleccionistas para desenterrar algunos de los trabajos más antiguos que se habían producido en el campo de la fotografía, encontró grandes hallazgos, como los autocromos del Bajo Manhattan realizados por Karl Struss o una impactante fotografía puntillista del Hotel Plaza que localizó en el Albert Kahn Museum de Francia y que había sido realizada por el chofer del propio Albert Kahn en uno de sus viajes.
 
© Jacob Riis


© Jerry Dantzic

Otro descubrimiento sorprendente fue un retrato de Frida Kahlo, de 1946, sentada en una azotea de Nueva York. La imagen fue tomada por el fotógrafo Nickolas Muray con quien la artista mexicana mantuvo una  larga relación.
 © Nickolas Muray

Pero las verdaderas joyas por descubrir fueron las que se realizaron entre los años 50 y 70 del siglo pasado. Shamis buceo en los archivos de la Agencia Magnum encontrado imágenes que ni siquiera sabía que existían, como las tomadas en el Año Nuevo de 1966 por Danny Lyon, de quien siempre supuso que todo el cuerpo de su trabajo se había realizado en blanco y negro, y sin embargo allí estaban aquellas fotografías que demostraban lo contrario. Lo mismo ocurrió con otros autores, la mayoría de los cuales había ejercido su trabajo en las calles. Helen Levitt, sería uno de esos hallazgos, también Ruth Orkin. 



© Thomas Hoepker

© Evelyn Hofer

© Saul Leiter

 © Danny Lyon

En definitiva, éste es un libro que gustará por igual a los amantes de la fotografía como a los amantes de la ciudad de Nueva York, eso sí centrándose de un modo especial en la isla de Manhattan, pero es que para la mayoría de la gente Nueva York es eso, los neones, la aglomeración, el bullicio, el humo de las chimeneas o los grandes edificios que pueblan ese trocito de la Gran Manzana.
 
© Sussan Wides

© Bruce Davison

 
© Inge Morath

© Amani Willett

 © Chien-Chi Chang